¿Qué es el impuesto al sol?




El Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre es a día de hoy el que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo. Este Real Decreto es el que impone lo que denomina "peaje de respaldo" al autoconsumo energético, y que popularmente es conocido como el "impuesto al sol”.

Para poder comprender bien en que consiste el “impuesto al sol” hemos de ver previamente cuales son los diferentes tipos de instalaciones de autoconsumo previstas en la Ley, y que hemos descrito en apartados anteriores.

Lo que regula el Real Decreto es que aquella instalación de autoconsumo que esté conectada a la red, pague igualmente unos peajes por la potencia contratada para esa conexión, pagando la misma cantidad que una instalación que no tenga autoconsumo. La polémica ha surgido por el pago de estos peajes, ya que esa instalación con autoconsumo no estará permanente haciendo uso de la red, como si lo está una instalación que carece de autoconsumo; y ambas pagaran el mismo importe de conexión a la red.

Únicamente no pagan peajes aquellas instalaciones que no están conectadas a la red y por tanto no demandan ninguna energía, son autosuficientes.

En otros países como Portugal, Alemania, Grecia, Italia, Dinamarca, Australia, EE UU (la mayoría de estados) o México por ejemplo, se permite el desarrollo del autoconsumo de hasta 1MW (varía según los países), sin ningún tipo de peaje y el balance neto se hace pagando el precio de la energía excedentaria a un porcentaje sobre el precio de mercado.