Inversores solares


Si estamos decididos a hacer el paso al autoconsumo fotovoltaico tenemos que tener en cuenta que necesitaremos un inversor fotovoltaico.

¿Qué es un inversor fotovoltaico o solar?

Un inversor fotovoltaico es el aparato que consigue transformar la corriente que producen los paneles solares en corriente alterna. ¿Qué quiere decir esto? Con el inversor fotovoltaico convertimos la energía producida por el sol que llega a través de los paneles solares en energía alterna, que es con la que funcionan nuestros electrodomésticos. El inversor fotovoltaico es un objeto que podemos utilizar tanto en hogares como en empresas o negocios.

El inversor es quien a través del control del volumen, la frecuencia y la fase de la línea propia, controla la producción y consumo de la energía. Además, produce una onda senoidal pura, cuya frecuencia y fase iguala a la electricidad propia pero eleva la tensión. Sin el inversor podemos conseguir energía. Sin embargo, es un aparato que te asegura no solo la potencia de la electricidad que necesitas, sino que será la adecuada para tus aparatos. Podemos decir que después de las placas solares, se trata del aparato más importante de tu instalación de autoconsumo.

Existen varios tipos de inversores solares, pero se emplean tres tipos:

  • Inversores string o en cadena
  • Microinversores
  • Optimizadores de potencia

Los inversores string son los que más se utilizan en hogares, sin embargo, los microinversores y los optimizadores de potencia están empezando a hacerse hueco gracias a la reducción de costes de fabricación.



Microinversores

Los microinversores son inversores solares un poco más pequeños. Están aumentando su popularidad dado que los precios de este tipo de instalación se han abaratado y porque funcionan muy bien en residencias. Suelen ser más caros que los inversores string y los optimizadores de potencia, pero por otro lado muestran más ventajas

¿Cómo funcionan los microinversores?

Este tipo de instalación se caracteriza porque se instala un microinversor en cada uno de los paneles solares de tu instalación. Convierten la corriente continua en corriente alterna directamente, no necesitan ningún inversor central para convertir la energía. Muchas veces los microinversores están integrados en el propio panel, pero también pueden montarse junto al panel.

Una de las grandes ventajas de los microinversores es que bloquean los impactos negativos de las sombras (bien parciales o totales). En este caso la conversión de la energía se produce directamente en cada panel y por tanto no hay ningún tipo de reducción de la potencia, la producción aumenta y no existe el efecto “cuello de botella”.

Inversores string (o en cadena)

Los inversores string o en cadena son de todos los inversores los más conocidos, ya que son los que más se utilizan en hogar en el mundo. Este tipo de inversores son los que se suelen ofrecer a casas donde las sombras no afecten a las placas o en el caso de tener un tejado en la misma dirección.

¿Cómo funcionan los Inversores String?

Este tipo de inversor se caracteriza porque sus paneles solares están conectados en grupo mediante string (cadena). Cada una de estas cadenas son conexiones en serie de paneles fotovoltáicos y están conectadas a un único inversor que es el que transforma la electricidad producida por el panel en electricidad alterna.
Este tipo de energía se ha utilizado durante años es una tecnología demostrada y fiable, sin embargo, no funciona en cierto tipos de instalaciones. Si el lugar donde se quiere instalar las placas solares, es un tejado que se verá afectado por sombras durante todo el día o en un momento en concreto del día, aunque se trate solo de un panel afectado, la potencia de los paneles será reducida a la potencia del panel afectado por la zona con sombra. Se trata de una buena inversión cuando tus paneles están orientados en una dirección y no se ven afectados por sombras, ya que las sombras que afecten a los paneles reducirán, incluso pueden llegar a anular, la producción del panel.





Optimizadores de potencia

Los optimizadores de potencia nos ofrecen muchas ventajas, ya que solucionan algunos de los problemas que vemos en otros inversores con las sombras. Son mucho más baratos que los microinversores.

¿Cómo funcionan? Al igual que los microinversores los optimizadores de potencia se encuentran integrados en cada uno de los paneles. Sin embargo, en lugar de transformar la corriente continua en corriente alterna en el mismo panel, los optimizadores mejoran la producción del inversor.

Una de las similitudes con los microinversores es que los optimizadores de potencia reducen el impacto de las sombras en los paneles solares. Este sistema de inversores es mucho más asequible que los microinversores y tienen un coste menor de mantenimiento, además te permite la monitorización individual de cada panel solar y reduce el efecto de las sombras en la instalación. Aun teniéndolos, es necesario un inversor (normalmente string) ya que son dispositivos que maximizan la potencia que genera la instalación, pero no la transforman.



Glosario conceptos clave

Tipos de inversores: inversores string, microinversores.

Inversor fotovoltaico: transforma la corriente continua, procedente del sistema fotovoltaico (de las placas solares), en corriente alterna para uso doméstico.

Microinversor: está conectado individualmente a cada uno de los paneles. Tiene una gran ventaja y es que si un panel falla el resto no se colapsan. Son fáciles de almacenar.

Optimizador de potencia: es una herramienta que te ayuda a mejorar la potencia que necesitas. Es decir, se adapta a tus necesidades eléctricas y de esta manera te ayuda a ahorrar. Además, te ayuda a adaptar el panel solar en el caso de que falle (por hojas, sombras…).

Cuello de botella: efecto de limitar la acción o capacidad de un sistema tecnológico. Gracias a la mejora de las energías se consigue disminuir e incluso eliminar este efecto, además de conseguir tecnologías más baratas y eficientes.

Tecnologías MLPEs: o Module Level Power Electronics son los microinversores y los optimizadores de potencia, su precio es más elevado porque tienen más equipamientos electrónicos. Sin embargo, son la mejor solución cuando la instalación fotovoltaica tiene horas de sombra o tiene varias direcciones.

Onda senoidal pura: es la onda que recibimos en nuestra casa, gracias a la cual podemos utilizar cualquier tipo de aparato con motor y nos permite un excelente funcionamiento.