Paneles solares


Los paneles solares que permiten generar corriente eléctrica cuentan con diversas células o celdas que aprovechan el denominado efecto fotovoltaico. Este fenómeno consiste en la producción de cargas negativas y positivas en semiconductores de distinta clase, lo que permite dar lugar a un campo eléctrico.

Las celdas de estos paneles solares pueden estar construidas con silicio o arsenurio de galio. Para funcionar, deben estar en contacto directo con los rayos del sol.

Existen dos tipos de paneles: monocristalinos y policristalinos, la principal diferencia entre ambos es la pureza del silicio, cuanto más perfecta sea la estructura cristalina, menos impurezas tendrá el panel y por tanto, su rendimiento será mayor.



Paneles Monocristalinos

Las células de silicio monocristalino se fabrican a partir de Ingots (bloques de silicio cilíndricos). Se cortan los cuatro lados del cilindro, con lo que se derrocha abundante silicio y se hacen láminas con bordes redondeados. Por tanto, los cristales tienen una pureza elevada, lo que provoca que el rendimiento de cada celda aumente.


Paneles Policristalinos

El proceso es diferente, se funde en bruto (con impurezas) el silicio y a continuación, se vierte en un molde cuadrado. Como resultado, las láminas son todas perfectamente cuadradas. Al tener impurezas, se forman policristales que disminuyen la eficiencia. Factores a tener en cuenta para decantarnos por unos u otros: Color: Los monocristalinos tienden a aparecer más oscuras en color, a menudo negro o gris oscuro, mientras que los policristalinos tienen un color azul oscuro cuando se exponen a la luz.

Disponibilidad de superficie:

En caso de que el espacio de tu cubierta sea limitado, deberías elegir paneles monocristalinos ya que tienen una elevada eficiencia. De este modo, tu producción energética al igual que tu ahorro, será mayor. Si por el contrario no tienes problemas de espacio, puedes optar por paneles policristalinos compensando su menor eficiencia con el exceso de superficie, sin que se vea afectado tu ahorro económico.