¿Qué es el autoconsumo?


La energía solar

La energía solar es la energía producida por el sol y que es convertida a energía útil, ya sea para calentar algo o producir electricidad.
Cada año el sol arroja 4 mil veces más energía que la que consumimos, por lo que su potencial es prácticamente ilimitado.
La intensidad de energía disponible en un punto determinado de la tierra depende, del día del año, de la hora y de la latitud. Además, la cantidad de energía que puede recogerse depende de la orientación del dispositivo receptor. Normalmente los paneles se colocan orientados al sur y con una inclinación aproximada de 30º.

Existen dos formas principales de utilizar la energía solar:

Energía solar térmica



Se utiliza como fuente de calor para calentar, normalmente agua.

Energía solar fotovoltaica



Utilizada para la generación de electricidad.

Es evidente que la mejor zona para colocar las placas solares es aquella donde la exposición a la luz solar sea la máxima. Por eso las cubiertas, ya sean planas o inclinadas, son una buena solución sobre todo si están libres de obstáculos y sombras. Las condiciones óptimas se producen cuando los paneles solares fotovoltaicos se colocan orientados al Sur y con una inclinación de 30º aproximadamente.

En otros países cabe la posibilidad de que existan zonas geográficas donde no interese pasarse al autoconsumo, pero no es el caso de España. Nuestro país tiene la mayor irradiación de Europa, lo que provoca que las posibilidades de la energía solar sean enormes, incluso en la zona norte.