Glosario energía

Glosario de la energía: términos del sector energético (P – T)

términos del sector energético

¿Sabes qué es una tarifa PVPC? ¿A qué pertenece las siglas REE? ¿Conoces la diferencia entre una tarifa de luz fija y una indexada al pool eléctrico? Estos son algunos conceptos de la P a la T que completan nuestro glosario de la energía, ¡toma nota!

1. Punto de medida:

Es el lugar o emplazamiento (de un edificio, comunidad de propietarios, vivienda, etc.) donde se encuentran situados los diferentes puntos de suministro.

2. Punto de suministro:

Cada ubicación que cuenta con red eléctrica (ya sea vivienda, local, empresa, etc.), cuenta con su propio punto de suministro. Es decir, es el punto de acceso que tenemos a la electricidad. Cada punto de suministro cuenta con su propio número de identificación (el número CUPS) para poder llevar a cabo todas las gestiones (darlo de alta o de baja, facturar el consumo debido, detectar incidencias, etc.).

3. PVPC:

La tarifa PVPC, o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, sustituye a la anterior Tarifa de Último Recurso (TUR). Es la tarifa eléctrica regulada por el Gobierno, que fija un precio distinto para cada hora. Es decir, el consumidor tiene 24 precios diferentes a lo largo del día que varían en función de cómo evolucionan los precios de la luz en el mercado eléctrico. Esta tarifa solo la pueden ofertar las grandes comercializadoras o Comercializadoras de Referencia.

4. REE:

Estas siglas corresponden a Red Eléctrica de España. Es una empresa que actúa como operador del sistema eléctrico español. Es decir, se encarga asegurar su correcto funcionamiento, garantizando la continuidad y seguridad de nuestro suministro de energía eléctrica. REE gestiona la red de transporte de energía eléctrica (alta tensión), pero no su distribución a cada punto de suministro (baja tensión).

5. SEPA:

La normativa SEPA (Single Euro Payment Area) es la zona en la que consumidores y empresas pueden realizar y/o recibir pagos en euros con las mismas condiciones básicas, derechos y obligaciones. Con independencia de su ubicación, y de que estos impliquen o no procesos transfronterizos. En Alcanzia, firmamos con nuestros clientes un anexo al contrato que determina las condiciones de pago mediante la normativa SEPA.

6. SIPS:

Estas siglas corresponden al Sistema de Información de Puntos de Suministro. Como su nombre indica, es una base de datos que manejan las distribuidoras eléctricas que incluye toda la información referida a los los puntos de suministro conectados a sus redes de distribución y transporte. Estos datos son ofrecidos a las comercializadoras con el fin de facilitar la actividad comercial y favorecer el desarrollo de una mayor competencia.

7. Sobrecarga eléctrica:

La sobrecarga de un circuito eléctrico sucede cuando la potencia demandada (la suma total de los kW que demandan todos los electrodomésticos que están enchufados) supera la potencia para la que está diseñada la instalación. Para evitar una sobrecarga, lo principal es contar con electrodomésticos (así como bombillas y otros aparatos eléctricos) de bajo consumo. Además, debemos conocer la capacidad del punto de suministro y tenerlo en cuenta a la hora de conectar todos los aparatos del hogar al mismo tiempo.

Si consideras que la sobrecarga se ha producido por causas externas, lo mejor es que te pongas en contacto con tu distribuidora eléctrica.

8. Sobretensión:

Técnicamente, es un aumento del voltaje medido entre dos conductores. Es decir, sucede cuando la tensión eléctrica que transcurre entre dos puntos supera los valores establecidos como máximos. Esto puede producir desde un envejecimiento prematuro del equipo conectado a la red, hasta averías o incluso incendios.

9. Suministro de alta tensión:

Son los suministros que cuentan con una tensión nominal de alimentación superior a 1000 vatios.

10. Suministro de baja tensión:

Son los suministros que cuentan con una tensión nominal de alimentación inferior o igual a 1000 vatios.

11. Suministro eventual:

Se trata de un punto de suministro que tiene una duración inferior a doce meses. Es decir, se requiere para un fin concreto y transitorio como sucede en una obra, una feria, etc.

12. Tarifa de acceso (o peaje de acceso):

Los peajes o tarifas de acceso están regulados por el Gobierno y forman parte de nuestra factura de luz y gas. Es una forma de pagar por las infraestructuras que existen para transportar dicha energía y que llegue a nuestro punto de suministro. Así como de asegurar su correcto funcionamiento y mantenimiento. Dependiendo del tipo de acceso que tengas, pagarás su precio correspondiente. Es decir, no es lo mismo el peaje de acceso de un hogar común (2.0) que requiere una potencia de entre 0,1 y 10 kW de potencia, que el de un negocio o local (3.0) que requiere más de 15 kW de potencia.

13. Tarifa de luz fija:

Una tarifa fija implica pagar un precio fijo por los kilovatios que consumes (kWh), independientemente de cómo se comporte el mercado eléctrico. Es decir, tu factura varía solo en función de lo que consumas cada mes.

14. Tarifa indexada:

A diferencia de la fija, una tarifa indexada está sujeta a los cambios que se producen en el mercado eléctrico. Es decir, el precio de la electricidad varía cada hora del día. Por tanto, unos días pagarás más por tus kilovatios consumidos (kWh), y otros días menos.

¡Aceptamos sugerencias! Si la palabra que buscas no se encuentra en esta lista, déjanos un comentario.

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y/o gas? Utiliza nuestro comparador de tarifas.

Si te ha surgido cualquier otra duda, también te la aclaramos llamando gratis al: 900 365 355.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *