AhorroLuz

¿Qué es el consumo standby o consumo fantasma?

consumo standby

¿Sabías que los aparatos eléctricos que no están en funcionamiento también consumen electricidad? Si apagas la televisión del botón o dejas la cafetera enchufada aunque no te estés preparando un café, sigues consumiendo energía a cuentagotas. Aunque a priori pueda parecer un consumo insignificante, a final de año este goteo supone un aumento de la factura de luz.

¿Qué es el consumo standby?

Los aparatos eléctricos o electrónicos, hoy en día prácticamente todo lo que tenemos en casa, siguen consumiendo electricidad “mientras duermen”. Es decir, se denomina ‘stand-by’ al consumo de energía que realizan estos aparatos cuando están apagados (no los estamos utilizando), pero siguen enchufados a la corriente eléctrica.

¿Cuánto consumen los aparatos en standby?

El consumo standby de cada aparato depende de distintos factores variables: su tamaño, las horas que está conectado, el consumo habitual del mismo, la antigüedad del aparato, su eficiencia energética…

Principalmente, los aparatos o electrodomésticos que más consumen en standby son la televisión, la cafetera o microondas y los cargadores de dispositivos (móviles, ordenadores, tablets, etc.).

¿Qué gasto supone?

El standby supone alrededor del 2% de nuestro gasto anual de energía. A priori no parece mucho, pero ten en cuenta que es un gasto innecesario por algo que no utilizas. Si lo reflejas en cifras reales, el 2% de un consumo medio de un hogar supone el aumento de entre 2 y 5 euros al mes; es decir, supondría un aumento de la factura de entre 30 y 60 € al año.

Cómo evitar el consumo standby o consumo fantasma

En una vivienda que tiene actividad constantemente, es inevitable que dejemos algunos aparatos enchufados las 24 horas del día; como la nevera, el wi-fi o el cargador del teléfono inalámbrico. Aunque sí podemos tomar algunas medidas para reducir el consumo standby. Así seremos más eficientes tanto con el medioambiente como con nuestra factura de luz.

Puedes tomar como rutina apagar por las noches (o en los periodos más largos del día en los que no suele haber actividad) las regletas donde conectes la tv y otros dispositivos relacionados como videoconsolas o blueray; y donde conectes un ordenador de mesa y otros dispositivos relacionados. También algunas lamparas de mesa o sillón que solemos tener en el salón (aunque ya cuentes con bombillas LED). Siempre que no necesites cargar tus dispositivos, quita el cargador del enchufe. Y desenchufa la cafetera cuando termines de preparar tu café.

Si te vas de vacaciones durante un largo periodo, es recomendable vaciar completamente la nevera de alimentos y desenchufarla. Aunque las neveras más actuales ya cuentan con gran eficiencia energética; tienen un botón de ‘modo vacaciones’ y durante este periodo funcionan a muy bajo rendimiento, pero recuerda que sigue consumiendo energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *