Vehículo eléctrico

10 razones para tener tu propio patinete eléctrico

patinete eléctrico

La popularidad de los patinetes eléctricos va en aumento y se ve por todas partes. ¿Has probado alguno de alquiler? ¿Te ha gustado? En este post te mostramos 10 razones por las que, quizás, tener tu propio patinete eléctrico sería una buena opción para ti.

1. Son relativamente económicos

Puedes encontrar patinetes eléctricos en un amplio rango de precios, ya que dependerá de características como la autonomía de la batería, la potencia del motor, la calidad de materiales…

Por regla general, un patinete de adulto de 250 W de potencia cuesta entre 200 y 300 €.

Puedes ampliar información sobre características y precios de patinetes eléctricos en la web de CicloTop, donde publican artículos informativos, guías de compra y reviews de los diferentes patinetes eléctricos que más se venden.

2. Menos gastos en desplazamiento

Vamos a hacer números de cuánto cuesta cargar el patinete eléctrico. Para ello nos vamos a basar en uno de los modelos más vendidos: el Xiaomi Mi Scooter M365. Además, tomaremos como referencia la tarifa de luz fija de Alcanzia: FIX 24 PLUS.

  • Batería: 7,8 Ah (7800 mAh)
  • Voltaje: 42 V
  • Carga total de la batería: 5,5 horas
  • Precio actual de la energía con la tarifa indicada: 0,126 € kWh
  • Capacidad de la batería en Wh: 7,8 Ah x 42 V = 327,6 Wh/1000 = 0,3276 kWh

El precio de carga total será:

5,5 h x 0,126 €/kWh x 0,3276 kWh = 0,22 euros

Para hacer el cálculo del gasto mensual, asumimos que lo usamos diariamente para ir a trabajar y un día del fin de semana.

6 días x 4 semanas x 0,22 €/día = 5,44 €/mes

Tomando esto como una estimación, podemos decir que nos gastaremos unos cinco euros al mes en consumo eléctrico haciendo un uso intensivo del patinete. Queda claro que esta opción sale mucho más económica que el alquiler del patinete eléctrico, donde por un viaje de 10 minutos pagarás aproximadamente entre 1,5 y 2,5 €.

3. Ahorro de tiempo

A la hora de moverte por la ciudad, evitarás atascos y problemas de aparcamiento. También te va a ser muy útil para combinarlo con tu coche o con otros medios de transporte público. Podrás ir desde casa al metro, plegar tu patinete sin que te pongan ninguna pega, y después completar el trayecto de nuevo montado en tu patinete eléctrico.

Por otra parte, a la hora de coger un patinete de alquiler, lo tienes que localizar en la aplicación. Y luego tendrás que buscarlo. En cambio, con tu patinete eléctrico no hay tiempos de búsqueda… Lo tienes siempre disponible. Incluso por la noche, cuando los patinetes de alquiler no están disponibles, ya que hay empresas que limitan el horario de uso.

4. Portabilidad

En el caso de que sea tu propio patinete, vas a tener que tener más cuidado a la hora de aparcarlo. No lo puedes dejar en la calle sin más. Tendrías que candarlo, aunque no es lo más recomendable. La mayoría de los patinetes eléctricos tipo scooter son plegables y de peso reducido. No vas a tener problemas a la hora de llevarlos debajo del brazo y subir escaleras, meterlo en un ascensor, o dejarlo en cualquier rincón de tu oficina.

5. Carné y seguro

Hasta ahora la normativa sobre estos vehículos ha permanecido en un limbo legal, regulado en cada caso por los ayuntamientos. La DGT está preparando una nueva normativa para regular el uso de los patinetes eléctricos, donde ya han adelantado que quieren sacar a los patinetes de las aceras, incluso para aparcarlos.

Lo que parece que va a seguir invariable es que, siempre que la velocidad máxima del patinete no alcance los 45 km/h, no hará falta matrícula ni carné. En cuanto al seguro, no es obligatorio, aunque sí es aconsejable tener un seguro de responsabilidad civil. Aunque suele estar incluido en el seguro del hogar, tendrás que preguntar a la aseguradora si te cubriría en caso de accidente.

6. Sostenible y respetuoso con el medioambiente

Un reciente estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha concluido que los patinetes eléctricos de alquiler no son tan ecológicos como se pudiera esperar.

Por un lado, las empresas de alquiler de patinetes eléctricos emplean vehículos tradicionales para la distribución, carga y recolección de las unidades. Estos no suelen ser ecológicos y tienen un impacto diario en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otra parte, el ciclo de vida de los patinetes eléctricos de alquiler es muy corto; no duran tanto como uno propio.

7. Son fiables y seguros

Los patinetes eléctricos incorporan varios componentes de seguridad. Entre ellos están los frenos de disco mecánico, los cuales aseguran una frenada rápida, incluso en condiciones de lluvia. También llevan luces frontales y traseras para ver y ser vistos por la noche. Además, incorporan luces traseras de frenado con las que avisar cuando nos estamos deteniendo.

8. Mantenimiento fácil

De vez en cuando tendrás que revisar la presión de las ruedas ya que, si tienen poca presión, tendrás más riesgo de pinchazo.

Por lo demás, ¡mantenimiento cero!

9. Haces ejercicio

Es eléctrico y se mueve solo, de acuerdo, pero ten en cuenta que el equilibrio necesario para andar en patinete fortalecerá tu core y mejorará tu propiocepción. Los brazos y las piernas también tendrán que hacer un trabajo de estabilización y absorción de impactos si vas por un terreno irregular.

No va a ser un trabajo intenso ni vas a sudar, pero se hace ejercicio.

10. Aire libre y alegría

Una de las mejores razones para invertir en un patinete eléctrico es porque es divertido. Te hace salir de la monotonía a la hora de realizar trayectos rutinarios y te permite disfrutar del aire libre.

En definitiva, ¡te da más libertad!

Fuente: CicloTop, cortesía de Gonzalo Aretxabala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *